De Rigo cumple 40 años: el éxito global de una gran familia italiana

Crizal Sapphire
Varilux gama Classic

De Rigo cumple 40 años: el éxito global de una gran familia italiana

Familia De Rigo2018 es un año importante para De Rigo, prestigiosa empresa familiar del panorama italiano que en 40 años ha sabido consolidarse en la cima mundial del sector óptico.

Fundada en 1978 por iniciativa de los hermanos Walter y Ennio, la pequeña empresa artesanal “Charme Lunettes” se ha convertido en cuatro décadas en “De Rigo”, abanderada mundial del Made in Italy a través de un modelo de negocio global.

 DE-RIGO-MICHELE-ARACRIAhora, en su segunda generación, De Rigo está liderada por Ennio y Emiliana De Rigo, con el apoyo de sus hijos Massimo (Vicepresidente Ejecutivo) y Barbara (Directora de Marketing de las Marcas de la Casa), junto con su marido Maurizio Dessolis en el papel de Vicepresidente Ejecutivo. Desde el principio de esta misión, les acompaña también Michele Aracri, Administrador Delegado aún a día de hoy.

Con un horizonte en constante evolución pero con una identidad original inmutable, la empresa que de la unión ha hecho la fuerza hoy representa el único actor mundial del sector a nivel internacional que conserva una estructura de empresa 100% emprendedora.

Una compañía que siempre va un paso por delante y con una visión estratégica a largo plazo, como atestiguan claramente las diferentes elecciones realizadas por el grupo en las diversas áreas del negocio.

Las marcas de la casa, una intuición clave potenciada por decisiones de marketing acertadas

Uno de los factores que ha jugado un papel más significativo en el establecimiento de De Rigo ha sido el haber sabido desarrollar internamente su know-how y sus habilidades a favor de sus marcas propias.

La inversión para la creación de marNeymar-Policecas como Police (1983) y Sting (1985) y la adquisición de Lozza (1983) ha resultado ser decisiva para darle al negocio de De Rigo un talante exclusivo, potenciado por estrategias de marketing y comunicación particularmente eficaces e innovadoras. Police, que se ha convertido en una marca de culto en todo el mundo gracias a su diseño, la calidad de sus productos y a su estrategia de comunicación, representa un caso de éxito excepcional: una marca especializada en gafas que logra una brand extension exitosa a nivel internacional también en los ámbitos de la perfumería, la joyería, la ropa y la marroquinería.

La adquisición de Lozza, la marca de gafas más antigua de Italia, que cumple este año su 140 aniversario, le ha otorgado al grupo no solo interesantes cuotas de mercado, sino también mayor prestigio y notoriedad para las marcas lanzadas por la compañía.

Hasta la fecha, las marcas de la casa De Rigo representan más del 30% del volumen comercial del grupo.

40 años únicos junto a las mejores casas de moda y a la vanguardia en la creación de licencias destinadas a los mercados locales

Han sido muchas las colaboraciones de De Rigo con el mundo de la moda y el lujo en estos 40 años: desde marcas internacionales como Chopard, Céline, Fendi y Givenchy hasta prestigiosas marcas de la moda italiana como Blumarine, Furla, Prada y Trussardi.De Rigo Fabrica

Además, en términos de licencias De Rigo ha sabido crear un modelo único y personal que combina una fuerte presencia en los mercados globales con una visión glocal, orientada hacia la máxima flexibilidad y puesta en práctica a través del desarrollo de productos destinados a mercados específicos, como el asiático y el hispano.

En este contexto se incluyen las licencias con marcas de gran éxito en determinadas áreas geográficas, como Escada, Tous, Victor Hugo y, finalmente, Carolina Herrera, que en términos de ventas se ha convertido rápidamente en un fenómeno internacional.

La supervisión directa de los mercados y la División Minorista

El ser conscientes de la importancia de gestionar la distribución de sus productos en todo el mundo ha llevado a De Rigo a controlar directamente los mercados más estratégicos mediante la apertura de 16 sucursales comerciales en el extranjero, incluyendo Estados Unidos y Australia, las últimas en orden de apertura.

De-Rigo-ConverseDe forma paralela, De Rigo ha ido consolidando cada vez más sus colaboraciones a largo plazo con los distribuidores más estratégicos. Hasta la fecha cuenta con más de 100 asociaciones con distribuidores independientes de todo el mundo.

Este enfoque también fue adoptado desde el principio para el canal óptico, que hoy en día está representado por una red internacional de 50.000 clientes fidelizados, distribuidos en 80 países. Se trata de un canal en el que la empresa de Longarone siempre ha creído mucho, desde que en los años 80 contribuyó decisivamente al desarrollo del segmento de sol entre los ópticos.

Esta visión de futuro se ha visto completada con el paso del tiempo con la adquisición de importantes cadenas de tiendas estratégicas como General Optica en España, Mais Optica en Portugal, Opmar Optik en Turquía y Boots Opticians en el Reino Unido.

Una red que hoy compone la División Minorista y representa el 45% de la facturación total del grupo, que ascendía a 427,6 millones de euros en el balance de 2016.

Negocio global, alma italiana

Con 3000 empleados en todo el mundo, el grupo De Rigo mantiene un importante polo productivo en Italia, con una sede en el distrito de las gafas de Longarone, que emplea a casi 1000 personas y que, ahora más que nunca, está orientada hacia la renovación tecnológica y la digitalización de los procesos.

También en Italia, corazón del diseño y la creatividad, encuentra su base el departamento creativo, un área estratégica con recursos y talentos dedicados a la investigación de los materiales, las formas y los colores con el fin de proponer gafas nuevas y originales adecuadas a los diferentes mercados en cada temporada. Públicos diferentes, necesidades diversas y gamas de productos dispares: controlar el escenario global con un enfoque “a medida” para cada mercado es sin duda una de las características distintivas de De Rigo.

Además, por supuesto, de la atención a las personas y el cuidado de las relaciones humanas: «Estamos muy apegados a nuestra gente. La relación que mantenemos con las personas que trabajan en De Rigo es de tipo familiar y, para nosotros, esto es motivo de orgullo» –afirman Ennio y Emiliana De Rigo. «Creemos en ciertos valores que tratamos de transmitir, en primer lugar, a nuestros hijos, y luego a nuestros empleados. Nuestra empresa la componen personas». Los recursos humanos son, por lo tanto, la verdadera fortaleza de esta em Fundacion-De-Rigopresa, que cuenta con el respaldo de un enfoque y una administración familiares y cercanos al territorio orientados al bienestar.

Y, precisamente, es la atención a las personas la que sirve de guía al proyecto más importante de 2018: el establecimiento de Fondazione De Rigo HEART (Health, Education & Art for Youth), dedicada al apoyo de programas de crecimiento personal, desarrollo intelectual y promoción del arte entendido como creatividad y autoexpresión dirigidos a niños y jóvenes.

«Hemos recibido una preciosa joya de nuestros padres. Nuestro desafío y misión diaria es llevar por el mundo el nombre De Rigo con la cabeza bien alta, sin distorsionar los valores que han distinguido a la compañía en la que nacimos y crecimos durante 40 años. Una empresa que, desde Longarone, ha alcanzado las cimas mundiales del éxito y que ahora representa nuestra vida, así como a nuestra familia» concluyen Barbara y Massimo De Rigo.

Etiquetas: De Rigo