Homenaje a Ernesto Marco Cañizares. Pasión por la Farmacia y la Óptica

Homenaje a Ernesto Marco Cañizares. Pasión por la Farmacia y la Óptica

ErnestoMarco-1Ernesto Marco Cañizares ha recibido un emotivo homenaje, en el Salón de Actos del Ateneo de Madrid, como reconocimiento a su pasión por la Farmacia y la Óptica, por el buen hacer profesional de este hombre auténtico, singular y querido, que presidió durante 20 años el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, de 1969 a 1988.

El emotivo y reconocido homenaje a Ernesto Marco Cañizares ha estado enmarcado en la segunda Jornada del ciclo “Santa Teresa, Ávila y la Farmacia” y en la segunda sesión del encuentro: “Los Colegios Farmacéuticos: de la Transición al Siglo XXI”, celebrados en el Salón de Actos del Ateneo de Madrid. Abrió el acto Daniel Pacheco e intervinieron el mismo: Federico Mayor Zaragoza, Ernesto Marco Carmena, Luis González Díez, Enrique Ordieres Sagarmínaga y Jesús Aguilar Santamaría. Moderó y presentó el acto Francisco Fernández Rodríguez, quien señaló cómo Ernesto Marco gestionó cambios importantes en las oficinas de farmacia, desde el de modelo retributivo a la consecución del objetivo de situar a la botica como centro del medicamento. En nombre del Consejo General de COF, Jordi de Dalmases, dijo: “el Consejo, en la persona de alguien que fue tan relevante, quiere rendir homenaje a veinte años que dejaron impronta en lo que hoy es el Consejo General y la Farmacia”.ErnestoMarco-4

El momento más emotivo del acto llegó con la intervención de Ernesto Marco Carmena, hijo del homenajeado, farmacéutico-óptico y reconocido profesional del que nos enorgullecemos tener como amigo. En su intervención agradeció la presencia de todos los asistentes y participantes en el acto, así como las facilidades dadas por el Ateneo de Madrid para este homenaje. Además de recordar anécdotas y recuerdos de su padre, Ernesto Marco hijo destacó la calidad humana y firmeza de ideas de su progenitor, las visitas a su gabinete y cómo le hizo interesarse por la Óptica, en lo que hoy es especialista (Marco-Óptico atiende a buena parte de las necesidades visuales y auditivas de Alcorcón, Madrid). “Aunque se sentía aragonés de pro y era madrileño de nacimiento, Ávila era su segunda casa; sentía adoración por Santa Teresa y por su finca La Yerba, donde vivimos su vida personal y profesional y en la que seguimos recordando muchos y muy buenos momentos”, comentó Ernesto hijo. También habló de la faceta que le unió a su padre: la Óptica y la Optometría, además de la Farmacia. “Me decía –añadió– ‘haces Farmacia y óptica o sientas plaza en la Guardia Civil’. Me convenció, me fui a Santiago a ErnestoMarco-2realizar los estudios, le hizo mucha ilusión y hoy vivo por y para la Óptica y la Optometría. Precisamente mi padre fue uno de los precursores de la puesta en marcha, dentro de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Santiago, de la Escuela de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica, que llevó a cabo pese a las dificultades del momento y beligerancias que actualmente se han superado; tanto es así que hoy tenemos el placer de contar aquí con una presencia que me honra y agradezco, la del presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, Juan Carlos Martínez Moral, y del tesorero, Eduardo Morán”. Tras recordar también que fue creador de los Laboratorios Cinfa y a sus hermanas Marisa, Mar y Piluca, presentes en el acto, Ernesto Marco finalizó su intervención con unas palabras emocionadas en recuerdo de quien tantos años compartió su vida, su esposa, “mi madre,‘la Luisa’ –que no pudo asistir–, sin cuya complicidad, colaboración y cariño todo esto no hubiera sido posible”.

ErnestoMarco-3Enrique Ordieres, presidente de Cinfa, subrayó la deuda de la empresa que preside con Marco, que vio anticipadamente la importancia de crear una compañía farmacéutica cooperativa. Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de la Paz, ministro de Educación y Ciencia entre 1981 y 1982, puso el broche de oro resaltando el tesón de Marco Cañizares, “un referente como profesional y como persona que se nos fue pero cuya luz nos sigue llegando, como la de una estrella; un gran personaje desde el punto de vista humano: mi gran amigo Ernesto Marco”.