HOYA Sync III, diseñadas para relajar los ojos en un mundo digital

Essilor_Black Friday
Black_Friday_Essilor

HOYA Sync III, diseñadas para relajar los ojos en un mundo digital

Hoya, preocupada por el uso cada vez más generalizado de dispositivos digitales, realizó una encuesta para conocer su impacto ocular. La encuesta* internacional realizada por Hoya en colaboración con Elke Dobisch Marktforschung en otoño de 2017, se llevó a cabo en Estados Unidos, Hong Kong y Reino Unido.

Tras examinar las preguntas realizadas a 1.052 encuestados de cada país con edades entre 20 y 50 años concluyó que los usuarios de dispositivos digitales en el Reino Unido son conscientes de que el uso constante de pantallas digitales tiene una influencia negativa en su bienestar. Una vez que entienden que hay una solución para reducir el estrés ocular, están abiertos a ella, incluso los no usuarios de gafas pueden sentirse atraídos por las gafas que proporcionan alivio.

Pasar mucho tiempo frente a una pantalla puede causar fatiga ocular digital (DES), con síntomas como ojos irritados, visión borrosa y dolores de cabeza, después de sólo 2 horas. Cambiar de dispositivos lo puede empeorar, dado que los ojos nunca se relajan. Presente Sync III a sus clientes y verán la diferencia.

*el estudio realizado por Hoya ha sido publicado en Lookvision nº 177, junio, págs. 44 y 45, y en la página web. Si no ha podido leerlo o quiere volver a hacerlo, por favor, entre en la web de Lookvision o mande un mail a publicidad@hoya.es y se lo enviaremos por mail.

La opinión del experto

Consecuencias visuales del uso continuado de la tecnología digitalHOYA Sync III

Por Andrés Gené Sampedro, PhD. Profesor Titular EU, Departamento de Óptica y Optometría y Ciencias de la Visión. Como investigador, adscrito al INTRAS (Instituto de Tráfico y Seguridad Vial). Universidad de Valencia.

En la actualidad estamos inmersos en un incremento de las actividades visuales que emplean la tecnología con pantalla digital. Este aumento intergeneracional del uso continuo de multitud de dispositivos digitales, como pueden ser móviles, tabletas, ordenadores portátiles, etc, depara frecuentemente una demanda atencional visual cercana y prolongada en un espacio restringido.

El uso de los dispositivos digitales, además de otros cambios corporales, puede inducirnos molestias a nivel visual. Se debe a que los ojos, y por ende el sistema visual, están sometidos a un sobreesfuerzo continuo en dicho entorno, a veces excesivamente próximo, para realizar la tarea. Esta situación anómala requiere una activación prolongada, y a veces poco natural, de la musculatura extrínseca e intrínseca ocular con distorsión y posible desequilibrio en el comportamiento visual.

La consecuencia del uso extendido de los dispositivos digitales es que surgen cada vez más sujetos con una sintomatología visual asociada variable, que incluye entre otras la fatiga ocular, que puede desembocar si persiste, en problemas visuales funcionales, con signos manifiestos ante la falta de eficiencia del sistema visual.

Una de las funciones sociales del óptico-optometrista es la prevención, y que cada sujeto tenga la mejor eficiencia visual posible. Por ello, es importante indagar y valorar cuales son los hábitos visuales de nuestros clientes con los dispositivos digitales. Como expertos, debemos concienciar a la población para que sean conscientes del impacto visual digital, ofreciéndoles las ayudas, tanto a nivel de prevención como de solución ante la presencia de problemas.

LOGO HOYAResulta interesante y útil cómo desde la industria, en este caso Hoya, ha desarrollado una solución, la lente oftálmica SYNC III. Estas lentes con refuerzo acomodativo pueden ser una solución a tener en cuenta en nuestros pacientes entre 13 y 45 años, tanto emétropes como amétropes, dado que con las lentes se consigue minimizar la fatiga ocular digital asociada a las tareas cercanas, reduciendo la sintomatología.

Como profesionales, el uso de la tecnología es un aliado, ayudando a que algunos pacientes sean conscientes de que algo no le funciona bien a nivel visual. Dado que la demanda visual con la tecnología se incrementa, en los próximos años está previsto que la prevalencia de problemas visuales digitales aumente, apareciendo cada vez a edades más tempranas. Tenemos la oportunidad como optometristas de educar en la visión binocular y prevenir la fatiga ocular digital. Las lentes SYNC III son una buena opción para tener pacientes satisfechos.

Los ópticos-optometristas tenemos mucho futuro profesional, dado que podemos y debemos, además de ayudar a la población a ver mejor, a que dispongan de unas buenas funciones visuales para conseguir ser eficaces en las tareas a realizar.

Etiquetas: Hoya Lens Iberia