La miopía, nueva“pandemia europea”

Essilor_Black Friday
Black_Friday_Essilor

La miopía, nueva“pandemia europea”

INFORME MIOPÍALa asociación de utilidad pública Visión y Vida ha presentado recientemente el primer estudio de campo que analiza cómo la miopía afecta a los jóvenes de España, bajo el título “Prevalencia de la miopía entre los jóvenes en España, 2018”. El informe, al que nos referimos en páginas interiores (96) comprende una muestra de más de 6.000 personas nacidas entre 1990 y 2005, dividida en dos grupos, para encontrar diferencias entre la generación de universitarios (18-27 años) y la de nativos digitales (2000-2005). Según revela este estudio las tasas de miopía en España están alcanzando unos límites preocupantes, ya que 6 de cada 10 jóvenes (62,5%) universitarios (de entre 17 y 27 años) son miopes. Además, esta tasa es mayor entre las mujeres (65,4%) que entre los hombres (54,7%). Sólo uno de cada cuatro (25,25%) disfruta de una buena visión.

Al 64,6% de la muestra se le detectó la miopía entre los 8 y los 15 años, siendo muy destacable que el 80% de los jóvenes fueron ellos mismos quienes se dieron cuenta de la existencia de un problema visual, ya sea por problemas al ver la pizarra o los carteles en las calles, haciendo ver que a día de hoy siguen fallando los sistemas de detección precoz, a pesar de que en un 79,8% de los casos existían antecedentes familiares de miopía, lo que habría exigido una monitorización intensa de la salud visual del menor desde los primeros años de vida. Además, un 14,4% de los hombres y un 5,6% de las mujeres nunca se han sometido a un examen visual. El cuidado y conocimiento de la salud visual es mayor y mejor entre las mujeres que los hombres.

Este informe muestra cómo los hábitos de vida de los jóvenes han cambiado, destacando ahora un estilo de vida más sedentario en el que las pantallas tienen gran importancia. Los más jóvenes pasan de media entre 4 y 8 horas al día ante pantallas y menos de una hora a actividades en el exterior. Esto puede estar teniendo una incidencia directa en el desarrollo de su miopía, ya que el estudio muestra que los nativos digitales son más miopes y desde más jóvenes. El promedio de incremento de su miopía duplica al de universitarios (-0,88dpt. vs -1,75dpt. en 5 años) y, siendo más jóvenes, tienen -0,5 dioptrías más de media. Asimismo, en el caso de la generación de Nativos Digitales se prevé que, si estas miopías siguen desarrollándose sin un control, en muchos casos llegarán a niveles de riesgo, siendo potenciales causas de patologías en la etapa adulta (más de 6 dioptrías).

La Dra. Mercè Morral, oftalmóloga especializada en córnea y cirugía refractiva del IMO (Instituto de Microcirugía Ocular), destacó durante la presentación del estudio que “muy pocas personas son conscientes de los riesgos asociados a la alta miopía o miopía magna, que es aquella de más de 6 dioptrías”, haciendo hincapié en que “el 40% de los miopes de más de 8 dioptrías corre el riesgo de sufrir patologías en la zona central de su retina, lo que conduce a la pérdida de visión. Por ejemplo, entre el 60 y 70% de los pacientes con desprendimiento de retina son miopes o el 20% de los casos de cataratas en edades más jóvenes derivan de una alta miopía. Así, la ceguera se estima que afecta al 10% de personas con más de 15 dioptrías”.

Para contener esta amenaza, los expertos apuestan por los sistemas actuales de control y prevención de la miopía, entre los que destacan la Orto-k (ortoqueratología), la terapia visual y las lentes blandas para el control de miopía. La mayoría ampliamente desconocidos por la ciudadanía. Analizando el resto de soluciones disponibles para controlar esta pandemia, el Dr. César Villa, Fellow de la Academia Americana y Europea de Optometría y catedrático en la UEM, explicó cómo las lentes de contacto blandas para el control de la miopía también dan resultados satisfactorios y son adecuadas para menores de 10 años para mantener su miopía por debajo de las 5 dioptrías puesto que un paciente con más de 7 dioptrías multiplicará por 44,2 las posibilidades de sufrir un desprendimiento de retina y por 126,6 las de maculopatía miópica.

Además, el estudio contempla las operaciones de cirugía refractiva como una de las soluciones existentes en el mercado para la corrección de la graduación del miope. Sin embargo, Visión y Vida destaca que la cirugía refractiva no controla o protege al ojo miope de las lesiones que podrá padecer por su problema visual, ya que este ojo es más largo de lo normal y la retina y otras estructuras están tensionadas. Elisenda Ibáñez, Coordinadora de Visión y Vida, explica que “es imprescindible que los profesionales incrementen la pedagogía relativa a las soluciones existentes en el mercado. Además, menos de la mitad de los jóvenes (48,6%) usan gafas de sol cuando todos sabemos la importancia de la protección UV para evitar daños en la retina. Respecto a los jóvenes, dado que no podemos vivir sin pantallas, sí que podemos enseñarles a cuidar su visión, por medio de la actividad en el exterior (2 horas al día), el descanso, la higiene visual ante las pantallas y, sobre todo, acudiendo al profesional siempre que se detecta algún síntoma extraño. En la muestra, la mitad de los jóvenes padecía ojo rojo, visión doble, dolor de cabeza, etc. y ninguno le estaba poniendo solución”.

Etiquetas: Editorial